Parámetros Ambientales

< Volver a medioambiente
Parametros Ambientales

Compra de celulosa certificada

72% 2014
36% 2006

Lecta garantiza el origen sostenible de la madera que emplea para la fabricación de sus productos y puede documentar que ésta procede únicamente de fuentes legales y no conflictivas, todas ellas certificadas o controladas. Muestra de ello son las certificaciones multi-site de Cadena de Custodia PEFC™ y FSC® para la totalidad de su producción.

En los últimos años, Lecta ha incrementado de manera significativa la compra de celulosa certificada pasando de comprar un 36% en 2006 a un 72% en 2014. La celulosa restante procede de fuentes controladas aceptadas por las propias certificaciones.

Además de disponer de las certificaciones PEFC y FSC, Lecta cumple con el Reglamento Europeo de la Madera (Reglamento nº 995/2010), que prohíbe el comercio en el mercado europeo de la madera o de productos de la madera procedentes de la tala ilegal.

Emisiones de CO2

Emisiones de CO2 (t CO2/t)
0,34 2014
0,40 2006

La industria papelera es uno de los sectores mejor posicionados en la lucha contra el cambio climático: parte de una materia prima natural y renovable, el árbol, que absorbe CO2 durante su crecimiento; el carbono almacenado no se libera con la corta del árbol, sino que permanece en los productos papeleros, que son verdaderos almacenes de CO2. Una vez utilizado, el papel se puede reciclar varias veces, ampliándose así el plazo de secuestro de carbono, e incluso cuando el papel ya no es apto para el reciclaje, éste puede utilizarse como biocombustible, al igual que la biomasa, con la consiguiente reducción de vertederos y de las emisiones que estos producen.

Todas las fábricas de Lecta realizan un estricto control de las emisiones de CO2 y, desde 2006, han reducido sus emisiones de CO2 por tonelada de papel en más de un 15%, como consecuencia de la adopción de diversos proyectos de ahorro energético.




Consumo energético

Consumo de energía (MWh/t)
2,27 2014
2,48 2006

El uso eficiente y sostenible de la energía es una prioridad para Lecta, que ha conseguido reducir un 9% el consumo específico de energía desde 2006.

La implantación de un sistema de gestión energética certificado según el estándar ISO 50001 en todas las fábricas de Lecta ha implicado un exhaustivo análisis de los puntos del proceso de fabricación susceptibles de ahorro energético y la puesta en marcha de las consiguientes medidas para optimizar el consumo energético. Dichas medidas se han concretado en la instalación de equipos más eficientes que, junto a la cada vez mayor concienciación del personal, han permitido reducir el consumo de energía por debajo de los 2,3 MWh por tonelada.




Cogeneración

Energía autogenerada
140% 2014
101% 2006

La cogeneración es un sistema de generación de energía muy eficiente ya que permite producir de forma simultánea energía eléctrica y energía térmica para consumo industrial, por lo que ahorra energía primaria y reduce las emisiones de efecto invernadero, mejorando además la competitividad industrial.

Del mismo modo, la cogeneración genera ventajas para la comunidad o territorio donde está ubicada, mejorando el suministro eléctrico, la eficiencia del transporte de la energía y reduciendo su dependencia externa.

Con objeto de contribuir a la mejora de la eficiencia energética y, por tanto, a la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero, las fábricas de Lecta en Zaragoza, Leitza, Motril, Sant Joan les Fonts, Condat y Cartiere del Garda disponen de plantas de cogeneración, que consumen gas natural, el más limpio y eficiente de los combustibles fósiles, y una de ellas también utiliza biomasa como combustible, produciendo energía procedente de fuentes renovables.

Uso del agua

Caudal vertido de agua (m3/t)
11,29 2014
14,20 2006

En los procesos de fabricación de celulosa y de papel se utilizan grandes cantidades de agua. Sin embargo, prácticamente la totalidad del agua se devuelve al medio: alrededor del 95% se retorna a los cauces fluviales de procedencia y, del 5% restante, una parte se envía a la atmósfera transformada en vapor y otra parte permanece en la hoja constituyendo el porcentaje de humedad.

Todas las fábricas de Lecta analizan de forma continua distintas opciones para reducir la cantidad de agua necesaria en la producción de papel y celulosa. En el periodo 2006-2014, el caudal vertido de agua se ha reducido más de un 20% gracias a la implementación de mejoras en los sistemas de reutilización del agua de proceso, la instalación de nuevos equipos así como una mayor concienciación del personal sobre la importancia de una gestión eficiente de este recurso.




Calidad del agua

TSS (kg/t)
0,17 2014
0,27 2006

Los parámetros principales que miden la calidad del agua devuelta a la naturaleza en la industria papelera son la Demanda Química de Oxígeno (DQO), los Sólidos en Suspensión (TSS) y los Compuestos Orgánicos Halogenados (AOX) generados por el uso de cloro durante el proceso de blanqueo de la celulosa.

DQO (kg/t)
1,29 2014
1,80 2006

Lecta ha reducido los valores DQO en más de un 38% desde 2012 y TSS en un 15% durante el mismo periodo.

En 2014, el valor DQO de Lecta fue de 1,29 kg por tonelada, superando ampliamente el compromiso adquirido en nuestra Memoria Ambiental 2012 de reducir la DQO hasta alcanzar valores inferiores a 2 kg/t.

La instalación de una nueva depuradora biológica en la fábrica de Zaragoza en 2014, como parte del plan de inversiones ambientales iniciado en 2011, junto con una mayor eficiencia de los procesos de depuración del agua de vertido de otras fábricas han permitido una importante mejora en la calidad de los efluentes en los últimos dos años.

Desde 2001, el 100% de la celulosa fabricada por Lecta es ECF (Elementary Chlorine Free). Suprimiendo el gas de cloro en la secuencia de blanqueo de la celulosa se eliminan las dioxinas de los efluentes y se reduce drásticamente la concentración de AOX mejorando sustancialmente la calidad del vertido de agua. En 2014, las emisiones de AOX de Lecta han alcanzado un valor de 0,009 kg/t.

Fangos secos (kg/t)

9,01 2014
14,46 2006

Lecta es consciente de la importancia de reducir el volumen de los vertederos y de las emisiones que estos producen, por lo que ha implementado numerosas medidas encaminadas a disminuir los residuos generados durante el proceso de fabricación del papel y a la valorización de los mismos.

En los últimos dos años, Lecta ha reducido el volumen de fangos secos por tonelada producida en un 12% gracias a la inversión en sistemas de secado más eficientes y en la recuperación de las aguas de estucadora y de los residuos de la depuración ciclónica, que se reintroducen en el proceso de fabricación.




Valoración de fangos

95% 2014
42% 2006

En 2014, Lecta ha conseguido valorizar un 95% de los fangos generados durante el proceso productivo destinándolos principalmente al compostaje agrícola. Ello ha permitido el aprovechamiento de los residuos que previamente se destinaban a vertedero.

En la actualidad, se recupera el 100% de los fangos generados durante el proceso de fabricación de las plantas de Condat, Zaragoza, Motril y Leitza.